fatsO


OrigenBogotá, Colombia Estilo: Blues Jazz Soul with rock spirit En tarima: 6 o 7 

Sello: Jazzhaus Records Territorio: International

El blues de Bogotá con personalidad propia

“un sonido atemporal, inteligente y desgarrado, sofisticado y callejero a la vez” – Ricardo Durán, Rolling Stone Colombia

fatsO, Bogota, Colombia: Live It’s Getting Bad at Jazz Ahead, Germany

fatsO, Hello

fatsO, Clip European Tour, Spring 2016

El blues hecho en Colombia se reduce a nombres esporádicos pero, fortunadamente, excepcionales como es el caso de fatsO, la banda liderada por el cantante y contrabajista bogotano Daniel Restrepo.

Antes de fatsO, Restrepo recorrió un camino en varios aspectos de la escena musical local. Como bajista de Asdrúbal se metió en los terrenos del free jazz y la música tradicional de las costas, hizo percusión experimental con Tekeyé, se involucró en la producción discográfica y la gestión cultural con el sello Reef Records y la distribuidora ¡Bulla!, y, también, fue el bajista de Seis Peatones, otro caso extraordinario del blues y el rock colombianos. Pero la iluminación le llegó a mediados del año 2007 cuando, luego de comprar un desvencijado contrabajo –que le costó 100 dólares en la Habana, Cuba- se internó como un ermitaño en una casa del barrio La Macarena en Bogotá, estudió a fondo su instrumento, lo reconstruyó y se dio a la tarea de escribir los arreglos de lo que, a la postre, sería el repertorio preliminar de un trío acústico.

Después de trasegar en bares y cantinas, fatsO mutó a sexteto y así, a mediados del año 2013, debutó con éxito inesperado en Jazz al Parque. Para esa ocasión ya traía bajo la manga fatsO, un disco en el que quedó clara su predilección por el sonido crudo muy al estilo del soul- jazz, el folk, el blues y del rock en la onda de Willie Dixon, Ottis Redding, Marc Ribot, Gregory Porter, Leonard Cohen, Joe Cocker y Tom Waits.

El estilo de fatsO se acerca al viejo sonido sucio de las territory bands de los años treinta y al blues afroamericano interpretado en los cabarets de los cincuenta. A eso hay que sumarle un puñado de canciones desparpajadas que, con cierto aire nostálgico, describen su punto de vista de la actualidad.

Tan solo un par de meses luego de su debut en Jazz al Parque, fatsO llamó la atención del público y la crítica local. Su propuesta refrescante, alejada de la complejidad conceptual y el virtuosismo vacuo, fue aceptada en muchos lugares. Inició de esta manera su periplo en los principales escenarios del país como Rock al Parque, Circulart (Medellín), el Festival Centro, el Teatro Mayor Julio Mario Santodomingo, la Feria del Libro (Bogotá), el Centro Cultural Comfandi (Cali), Estéreo Picnic, La Hamburguesería, Matik Matik, LaVentana y Kea. También le abrieron el concierto a Joe Satriani en Bogotá y, en Abril 2015, fueron invitados a Jazz Ahead en Alemania, una de las conferencias de jazz más importantes de Europa donde fueron ovacionados por su extraordinaria puesta en escena.

Y es en este aspecto en el que fatsO es particularmente fuerte. A la voz desgarrada de Restrepo – que también lidera la potente base rítmica junto al baterista César Morales- y una cuerda de vientos arrolladora en la que se encuentran algunos de los mejores intérpretes del país como los saxofonistas Pablo Beltrán, Daniel Bahamón, Daniel Linero y el clarinetista Julio Panadero.

Aunque el disco es un deleite y los sencillos publicados en video dan cuenta del poder de la banda, lo mejor es verlos en vivo, terreno donde se desenvuelven de manera arrolladora y genuina.

¡Sin duda, uno de los mejores espectáculos en vivo de la actualidad musical colombiana!